Las ciudades son como los planetas. Grande o pequeño, tomó prestado el sistema solar con este principio de atracción por el cual se organiza el entorno en el que se bañan. Al igual que el sistema gravitatorio agrega el material, la actividad económica agrega empresas y hogares para dar a luz a las ciudades, aldeas y otras aglomeraciones. Este libro puede ser concebido como una lógica de la organización de los asentamientos humanos. Para hacer esto, proponemos un análisis del proceso mismo de capacitación de planetas urbanos, más comúnmente llamadas aglomeraciones, así como la justificación teórica de su Amplia variedad, análisis y justificación que despliega los esquemas explicativos tradicionales. De hecho, la presencia de características o obstáculos naturales, como montañas, ríos o puertos, permite que solo solo imperfectamente detenden la concentración espacial de las actividades económicas. A esta letranía principal de la geografía física, preferimos el resaltado de mecanismos económicos más sutiles que llevan a los actores a favorecer a la aglomeración en lugar de la dispersión anárquica y entre aquellos, más precisamente aquellos que se basan en el arbitraje entre las múltiples formas que las economías De escala y los diferentes tipos de costo relacionados con la movilidad de los hombres y la propiedad.
Aunque el término aglomeración es de uso conveniente, debe mantenerse en la TI que cubre situaciones reales muy diversas, que se pueden almacenar en un continuo bipolar. Según la escala espacial retenida …

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *