El idioma del núcleo de la familia es el que usamos para comunicarnos con nuestros hijos y los miembros de nuestra familia que forman parte de Nuestra chimenea.

Este tipo de idioma es de gran importancia en la vida cotidiana de cada miembro del núcleo familiar y determina una gran parte del tipo de relación, tanto presentes como futuros.

¿Por qué ¿Es importante el lenguaje del núcleo de la familia?

Si un padre o madre trata a su hijo de «bestia», «gimpió», «lento» o «torposo», entre otros, esta acción se transformará en una forma de abuso. Que el niño estuvo equivocado o no, la denigración es totalmente inútil y, si es necesario, sin éxito.

Lo mismo ocurre con el mismo si, durante la comunicación con nuestro pareja, frente a los niños, la denigración se ve obstaculizada constantemente . Aunque ambos graciosos, no están sanos en INSIL.

relaciones interpersonales que sufren cuando se usan adjetivos denigrantes: «bestia», «estúpida», «idiota», «perezoso» «y otros, sea cual sea el tono y el mensaje final. Et bien que cela semble être une question sans grande importance, elle a en fait un impact important sur la santé émotionnelle de tous.

«Souvent, chez nous , nous utilisons un langage qui n’est pas forcément le plus respectueux, encore moins affectueux”

La qualité de la langue du noyau familial

Arrêtons-nous un instant et réfléchissons : est-il vraiment nécessaire de discréditer l’enfant chaque fois que nous lui adressons la parole ? Quelle contribution implique le fait que nous l’appelons de cette manière ou d’une autre pour le dénigrer ou se moquer de lui ? À l’exception de la honte et de la douleur émotionnelle, le dénigrement n’est pas une stratégie d’enseignement appropriée.

langage du noyau familial

Les punitions verbales ne donnent pas de résultats et n’apportent pas de réelles améliorations à nos vies. Al contrario, Solo vienen a introducir el miedo, fortalecerse inseguro y abrir una violación en las relaciones desde una edad temprana. Y, aunque no es fácil ver al principio, ese es el caso.

El lenguaje familiar no debe basarse en insultos. Ni siquiera «riéndose». Debe basarse en el afecto y todos estos aspectos positivos que el hombre puede expresar. Nadie nace instruido y todos necesitamos afecto. Especialmente cuando estamos corregidos u orientados. En algo tenemos problemas.

«El idioma en el núcleo familiar siempre debe tratarse porque influye considerablemente en nuestras relaciones y determina en gran medida parte del futuro»

Las palabras con un doble significado como» Diablotin «o» Chenapan «usan implícitamente un tipo de mensaje. Este, inconscientemente, envía un mensaje doble a los niños. Por un lado, son reprendidos y, por el otro, intentan suavizar (por medio del Diminutivo) la reprimenda.

El lenguaje peyorativo no agrega, elimina

La denigración no debe convertirse en una metodología para criar niños o una forma de vida. Ciertamente, los seres humanos no son perfectos y puede ser difícil administrar ciertas emociones en algunos contextos. Sin embargo, somos seres perfectos. Es decir, capaz de mejorar para encontrar el bien común.

Un lenguaje peyorativo puede agravar situaciones desfavorables, por lo tanto, no agrega, susta. Promueve insultos, prejuicios, discriminación, rivalidades, rechazos y prejuicios en general.

Sé que si los niños adquieren un vocabulario derivado de este tipo de lenguaje, entonces tendrán problemas con su entorno e interactuarán de manera inapropiada. que generará relaciones deficientes.

En estos casos, lo importante es cómo corregir en el tiempo y, sobre todo, para dar un buen ejemplo. Es inútil que reprendemos al niño por haber usado una mala palabra o una expresión negativa si los usaremos solos en su presencia. Tenemos que ser consistentes con nuestras acciones.

consejos para usar el idioma del núcleo de la familia

En primer lugar, el ideal es evitar el uso indebido del lenguaje de la familia. Los insultos, amenazas y otra forma de castigo o abuso verbal no deben usarse.

Sin embargo, si ya sucedió y queremos resolverlo, es mejor aplicar las siguientes estrategias y mantenerlas a tiempo. .

Por supuesto, si son difíciles o no resultan, es necesario consultar a un psicólogo familiar o un psicoterapeuta. Ambos profesionales pueden guiarnos mejor en el proceso y decirnos cuáles son las herramientas adecuadas y cómo deben aplicarse para lograr los objetivos deseados.

Para usar el idioma familiar, se tarda:

  • Eliminar el denigración inmediatamente. Con nuestro pareja, niños, padres y otros. Cada vez que sentimos el impulso de decir algo, tenemos que detenernos por un momento. Luego, piense en las consecuencias que traerán nuestra forma de expresarnos.
  • Aprender a respirar profundamente antes de hablar (no es un cliché, sino una estrategia poderosa si aprendemos a usarlo todos los días).
  • Trate de reemplazar las expresiones de abuso por afecto. No necesitamos ser los más apagados. Pero debemos acostumbrarnos a expresar emociones y sentimientos más positivos. Estos traen beneficios a todos.
  • recuerde que en el futuro, si usamos un lenguaje núcleo familiar poco saludable, nuestros hijos no tendrán una buena imagen de nosotros, como padres. Se distanciará de una manera u otra.
  • Saber cómo reconocer sus propios errores, asume sus responsabilidades y se disculpa (si es necesario). De esta manera, comenzaremos a crear un ambiente más saludable para nosotros y aquellos que nos rodean.

En conclusión, recuerde que es muy importante que sepa bien hacer uso del idioma de la familia. centro. Como primer paso, para que sus hijos tengan una buena referencia en las relaciones interpersonales. Pero también, para que tengan un verdadero bienestar desde una edad temprana. Esto les permitirá crecer y crecer saludable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *