Un co-firmante de arrendamiento es una persona que está dispuesta a participar en un contrato de arrendamiento que en el caso de que el inquilino no respete las condiciones del contrato de arrendamiento, el co-firmante hará. Los copatrocinadores a menudo se requieren cuando el crédito del inquilino no está a la altura de los estándares del propietario, pero aún quiere hacer negocios con este inquilino. Al exigir un co-firmante de arrendamiento, el propietario puede minimizar los riesgos asociados con el alquiler en el inquilino, ya que este signatario adicional concluye un compromiso de pagar las rentas si el inquilino no lo hace.

El concepto de arrendamiento El cosignante es muy común con el alquiler de la propiedad. Incluso algo tan simple como alquilar una propiedad comercial para un escaparate o un apartamento puede requerir el uso de un co-firmante. COSIGNER Un contrato de arrendamiento a veces puede ayudar al inquilino a evitar pagar el pago adicional desde el principio, ya que el propietario está asegurado para recibir sus fondos en el futuro.

Hay otros casos en los que se puede requerir un co-firmante de arrendamiento. Por ejemplo, el alquiler de un automóvil puede requerir un co-firmante, dependiendo de la edad y la posición financiera del solicitante. En este caso, una persona responsable cumplirá las funciones de la cospitalidad, que a menudo permitirán al solicitante beneficiarse de las condiciones que hubieran sido imposibles de obtener lo contrario.

Otras formas de acuerdos de alquiler pueden requerir la provisión de una capa de arrendamiento. El alquiler de equipos pesados, instalaciones de producción y grandes espacios comerciales no solo pueden dejar espacio para un co-firmante, sino que incluso requieren uno para que se realice la transacción. A menos que el arrendador esté asegurado de que el inquilino puede administrar los pagos de alquiler con un bajo potencial de fallas, es una buena posibilidad de que el arrendador le pida a una segunda persona que participe en el contrato de alquiler.

Elegir convertirse en una copatrocinadora de cualquier tipo de contrato de alquiler es un compromiso legalmente vinculante. No es infrecuente para los propietarios y otras personas que ofrecen acuerdos de alquiler realizar controles de crédito y revisar la historia de los posibles coscuadores, tal como lo hacen para los solicitantes. Esto significa que todos no pueden trabajar como una capa de arrendamiento. A menos que la persona tenga un crédito justo y una fuente estable de ingresos que puedan utilizarse para cumplir con las condiciones de arrendamiento en caso de falla de un inquilino, esa persona no será aceptada en el contrato.

en otros idiomas

  • English
  • de Deutsch
  • English
  • >
  • italiano
  • русский
  • Русский <
  • POLSKI
  • PORTUGUêS
  • li> svenska
  • 本語本語
  • Dansk
  • हिन्दद
  • > Čeština
  • ไทไท

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *